lunes, 13 de agosto de 2012

Mamá sabe bien perdí una batalla...


2 meses exactos que no posteábamos en el pequeño blog del pequeño programa. Y eso es equivalente a un sacrilegio, para un reducto que se ha caracterizado por su implacable constancia, por su ritmo consecuente y hasta frenético de 3 a 5 post por semana (ininterrumpidamente durante 3 años). Los motivos de tamaña dejadez son harto sabidos por la pequeña cofradía seguidora de “Solo para Locos” : El nuevo y posesivo empleo que hemos asumido desde hace 10 meses, el de promotor cultural de un gran parque zonal en San Juan de Lurigancho. Siempre lanzamos la promesa que ahora si vamos a darnos tiempo para volver a compartir en el pequeño blog del pequeño programa…que ahora si estamos mas relajados, sin dejarnos llevar por las presiones, que ya encontramos mas sosiego…siempre prometemos y siempre quedamos en falta. Bueno, ¿que argumentar al respecto?, solo volver a prometer que ahora si estamos volviendo a casa, a nuestro seguro reducto en los azarosos cielos de la globalización. ¿No está mal ser mi dueño otra vez, verdad?. zona de promesas.


Mamá sabe bien
perdí una batalla
quiero regresar
sólo a besarla


No está mal sumergirme otra vez
ni temer que el río sangre y calme
sé bucear en silencio 

Tarda en llegar
y al final
al final hay recompensa

Mamá sabe bien
pequeña princesa
cuando regresé
todo quemaba

No está mal ser mi dueño otra vez

ni temer que el río sangre y calme
al contarle mis plegarias 

Tarda en llegar
y al final
al final hay recompensa

Tarda en llegar
y al final
al final hay recompensa
en la zona de promesas.