viernes, 25 de mayo de 2012

Te debo una canción

Siempre lo repetimos en el pequeño programa, si hay algún cantautor en el Perú que esta abriendo brecha, que esta buscando a estricta conciencia estrenar, inaugurar y encontrar lo nuevo para luego dejárnoslo como herencia, ese es el poeta cuzqueño  con guitarra Lalo Salazar. “Te debo una canción” es un tema que escuchamos por vez primera cuando Lalo participo gentilmente en nuestro evento de aniversario radial. El tema nos samaqueó en el primer impacto. Hoy lo podemos volver a paladear lentamente con todos ustedes en esta nueva versión, y en video, realizada por los estudiantes de la Universidad San Martín de Porres. Pero antes la historia detrás de la canción en las propias palabras de Lalo Salazar :
.
"Nació a partir de “deudas” múltiples, consejos de mi padre para escribir sobre tal o cual tema, algún pedido en noches bohemias de amigos que querían una canción para la novia y así, fueron acumulándose canciones que no aparecían. Cuando apareció el primer verso, vinieron a la memoria todas esas deudas hermosas, quizá por eso resultó en una canción de amor."

Lalo Salazar

Cantautor nacido en el Cusco, con estudios en el Conservatorio Nacional de Música. Forma parte del movimiento de la canción de autor peruana. Ha participado en dos discos colectivos: “Derecho Humano – La nueva canción social en el Perú” y “Cantautores peruanos – La otra canción”, además de haber editado un disco individual llamado “Maketas” en el que incluye demos y canciones en sus versiones primigenias y originales. En el 2011 la Pontificia Universidad Católica del Perú premia una canción suya en el marco del I Concurso de Jóvenes Compositores de Música Peruana Contemporánea "Cantera".


TE DEBO UNA CANCIÓN
(letra y música: Lalo Salazar)


Te debo una canción llena de sueños
De lunares en el alma
De veranos que no acaban
Una absurda confesión de mis recuerdos
y tu foto en mi ventana

El tiempo que nos cura las heridas
escribió sobre mi almohada
que en tu piel tatuó mi calma
y me puse a dibujar mientras dormías...
yo que no dibujo nada...

Y ven a caminar por la avenida
que no lleva a ningún lado
pero que nunca termina...
entiende que mi amor nació en un hado
de espinas...

Y ahora que no me guardo las palabras
ni me escondo en los motivos
aunque pierda las batallas,
ahora que el tiempo corre sin sentido
dame un poco de tus alas...
Y ven a caminar por la avenida
que no lleva a ningún lado
pero que nunca termina...
a veces olvidé también mi nombre
y mis días...

Que nada de esto te parezca extraño
La vida tiene misterios
pero a nadie le hace daño,
Si vienes ya verás que en este cuento
Nada está de más ni en vano

Te debo está canción...
cual carta el día que te conocí
cuando nunca más me fui
una poca de ilusión
y sobre todo un MÍ