miércoles, 14 de marzo de 2012

Descubre la Poesía en tu Rutina

Pienso que uno de los urgentes deberes que deberían asumir los actuales promotores, gestores literarios y compulsivos poetas participantes en recitales, es la de agenciarse de ingentes dosis de didactismo en sus ofertas poéticas. Entendiéndose como didactismo el ser menos misántropos a la hora de elaborar las propuestas, recuperar el noble objetivo de querer agradar, gustar a los otros, ser menos autistas y mas seductores, mas pedagogos, perder el miedo a ser comprendidos . Este es un descollante ejemplo de como la poesía y los medios de comunicación masivos si pueden coexistir. Un rotundo ejemplo del mencionado didactismo.



La osadía es la rutina de la invención
La rutina del camino es la dirección
La brisa es la rutina de la caricia
La rutina del agua es la delicia
El parque es la rutina del paseo
La rutina de la boca es el deseo
El silbido de la rutina del viento
La rutina de la piel es el estremecimiento
La rima es la rutina de la poesía
La rutina del descanso es el mediodía
La libertad es la rutina del ser
La rutina de los sentidos es el placer
Descubre la poesía en tu rutina