miércoles, 18 de enero de 2012

Últimas Voluntades

ÚLTIMAS VOLUNTADES

Primero, quiero ser,
antes de dejar de ser.

Ser el azul, el verde, el amarillo,
el rojo de la llama: ser el fuego.

No quiero ser la guerra a borbotones,
sí el estallido en paz del corazón.

No quiero ser la piel de tu interior,
quiero ser el temblor que lo atraviesa.

No quiero ser el aire,
pero sí la visible transparencia.

No quiero ser el trance del que emigra
sino el primer abrazo que le arropa.

No quiero ser la ruina ni el andamio,
quiero ser el que habita la casa.

No quiero ser la nube ni el océano,
quiero ser la tormenta.

EL POEMA ÚTIL

Para escribir un poema útil
considera
si lo que vas a decir
tiene interés para ti sólo
o también para los demás.
Si habrá editor que arriesgue su dinero
a cambio de ese mundo de palabras
al que el mundo podría dar la espalda.
Para escribir un poema útil
no existe otra fórmula:
la fuerza de su necesidad,
de su eficacia,
te moverá a escribirlo.
Escribe tu poema.

Ánguel Guinda
(España, 1948)