sábado, 24 de diciembre de 2011

Tal vez te dé Diciembre

Cada vez mas a menudo solemos escuchar algunas voces que afirman “Las navidades ya no son como las de antes, a cada año se va perdiendo la emoción, el espíritu”. En mi puntual caso esa posición se corrobora. Estamos a la mañana del 24 y casi apenas he percibido que es diciembre. Se me fue la magia pues. Y como conservar el espíritu rojiverde si a mis 38 años soy intolerante al chocolate, el paneton apenas lo pruebo, hace décadas que no recibo regalos (y tampoco los doy) y no se lo que es un aguinaldo (aun trabajando para la municipalidad de lima). Todo el día del 24 y todo el día del 25 me la pasare en mi centro de labores, y no me afecta en lo absoluto. Por lo menos diciembre conmigo hace rato perdió un adepto.

Pero eso si, cuanto me gustaría poder volver a decir lo que Amaury Pérez nos dice en este poema y canción.

03 - Tal Vez Diciembre by luis enrique amaya

Buscaba que mejor te dejaría
que el tinte enamorado de mis ojos
mi solidez y mi melancolía,
mi casa, mi pereza y mis anteojos.

Mi espalda sofocada y retorcida
la estela enloquecida de mi arrojo
mi abulia prolongada y progresiva,
la hambruna incontenible de mi antojo.

Mis discos, mis recados, mis demencias,
la sed de reinvertir la maravilla
de un acueducto seco por la urgencia
y un alma sin vapor que se maquilla.

Tal vez te dé diciembre
que adentro se nos cuela
¡qué navidad reciente!
la que dios nos revela
¿será que se pasaron
por aquí las quimeras?

Con árbol y pesebre
con guirnaldas y fiestas.
Tal vez te dé diciembre,
lo mejor que me queda.

Buscaba que mejor te dejaría
que las magulladuras de la ausencia
mis rotas y podadas alegrías
y la consecución de mis carencias.

El mundo tricolor que me rodea
la angustia bitonal que me domina
lo que me guardo de la primavera
para reforestar lo que la anima.

(1993)