jueves, 21 de julio de 2011

El Día de Mandela

Sudáfrica celebra el lunes el 92 aniversario de Nelson Mandela: los niños de los colegios cantaron en su honor, y toda la población fue invitada a realizar buenas acciones en homenaje a su lucha política.

A iniciativa de su fundación, el 18 de julio ha sido declarado “Día de Mandela”, fecha reconocida ahora por la ONU como un llamamiento mundial para que cada persona consagre 67 minutos de su tiempo a ayudar a sus semejantes, en conformidad con los valores defendidos por el ex presidente sudafricano.

Esos 67 minutos representan los 67 años que Mandela dedicó al combate contra el apartheid y por una democracia multirracial.

En todos los colegios de Sudáfrica más de 12 millones de niños cantaron un “cumpleaños feliz” especial, africanizado para la ocasión por un compositor sudafricano.

Radios y televisiones transmitieron la canción y todos los habitantes del país fueron invitados a cantarla a la misma hora.

“Como primer presidente de una sociedad libre y democrática en Sudáfrica, él sentó las bases de una sociedad verdaderamente no racista, no sexista, democrática y próspera”, declaró el presidente Jacob Zuma en su mensaje de felicitación.

En el marco de la operación del Día de Mandela, los sudafricanos fueron invitados a limpiar o pintar los colegios y orfanatos, a reparar las cabañas en mal estado de las barriadas pobres, a ayudar a los necesitados, a donar sangre, etc.

Nelson Mandela, presidente de 1994 a 1999, se retiró de la vida política en 2004. Dada la fragilidad de su estado de salud, celebrará el cumpleaños en familia en su pueblo de Qunu, en el sur del país.

Fuente : Cuba Debate



Nelson Mandela,
quiero decirte que no vengo a cantar
la parte triste de una canción
que nos haga llorar.

Nelson Mandela,
quiero pedirte que me dejes contar
la más hermosa historia de amor
que nos pueda llegar.

Nelson Mandela,
desde que tú naciste
ya todo lo que hiciste
fue vivir para que un día
se tuvieran que encontrar.

Mandela,
que encuentro tan fecundo
poder cambiar tu mundo
y el modo tan hermoso
de quererlo eternizar.

Nelson Mandela,
y como pólvora regaste el amor
que te sostiene en una prisión
que te va a liberar.

Qué feliz que en una historia de amor
todo un pueblo encierre su libertad,
qué feliz que en una historia de amor,
todo un pueblo encierre su libertad.