lunes, 11 de julio de 2011

Amel

Luis Enrique Amaya - Amel by luis enrique amaya

AMEL

Para Melissa Patiño

Juegas junto a mi
cara de niña que ahora extraño
tu edad juega
frente a mi silencio
a menudo me miras
no entiendes mis ojos
en tanto yo me siento contigo
a enterrar pergaminos que encontrarás con los años
para cuando tus ojos vuelvan de los trenes
vuelvan de la lluvia fría que cae detrás de las fronteras
del poema y su noche oscura
a menudo me miro en tu palabra
a veces pienso que me asomo
un girón de mi capa
la montaña que miro a veces
el cielo de ti con el que me acuesto al pie de una fuente
pero no
a menudo tu no crees en mi
ni en mi poesía
a menudo piensas que las palabras
con las que copiaste luceros
sólo son piedras que no brillarán como sus ojos
Amel, cuando tu estrella y tu madre dormían
yo viajaba en subterráneos
atravesaba el oscuro corazón de las ciudades
partía porque era mi deber
escribía con tangos y con putas
levitaba con Bach
puteaba con Miller
me quedaba solo con Fito
con Bigas Luna aprendía hacerte un anillo
con una lata de Pepsi Cola
caminaba montañas de Jálaba con el niño Krhirsna
por 8 millones de vidas hasta este sur de tu nombre
perdía amigos
hacía revoluciones
y quien diría que después de todas estas palabras
que me traje de los viajes
o de las que les pude robar a Juan Gelman
después de mentir demasiado
de hacer Poesía
el viento me traería nuevamente otros rostros para respirar
como tu rostro preguntándome
¿y qué hago ahora?
ahora voy a dormir señora mía
que casi estoy volviendo del futuro
y tengo que sonar el tambor de una gran marcha
ahora camarada te dejaré sola en la ruta
te dejaré sola en la tierra
ya mañana hablaremos sin parar
de la luz del mundo que los muchachos escribieron en el país
ya mañana volverá a ser bello este silencio
Amel, ahora voy a dormir con esta paz
del transeúnte de tu sueño
que me ha sonreído

Luis Enrique Amaya