martes, 24 de mayo de 2011

Nunca participo en las Elecciones

Alguna vez el Poeta y Obrero Leoncio Bueno me argumentaba que en el Perú solo habíamos tenido 4 Poetas en toda nuestra historia. Me enumero a Vallejo, Martin Adán, Wetsphalen y del otro ya me olvide. Leoncio esbozaba que la poesía es mas que un sacerdocio, que es iluminación, que en todo caso es un sacerdocio dentro del sacerdocio, casi un nivel Dalai Lama (obviamente no exponía con estas figuras, solo trato de simplificar e ilustrar). Como diría el Poeta y Monstruo Junior Rotten “Un poquito radicalito” Leoncio en sus posiciones. Si en el Perú solo han existido 4 poetas, donde quedarían nuestros amados Rosse, Calvo, Scorza, Romualdo, Guevara, Heeeeraaaaud, Valcárcel, Oquendo de Amat, Varela, etc, etc. Lo que si compartimos con Bueno, es que en el Perú hay demasiados “Poetas” y poquísima “Poesía”. Que ser Poeta es algo mas que juntarse 1,500 soles, ir a la imprenta y salir con un folio de 100 hojas y proclamar : Soy Poeta. Ud. y yo bien sabemos que la Poesía es otra cosa.

Uno de esos pocos Poetas en el Perú, según nuestra consideración, es Feliciano Mejía Hidalgo. Hay décadas luz de diferencia entre lo que publica Feliciano, y lo que se suele escuchar como regla general en los espacios literarios de la capital.

Feliciano nos remite su postura frente a la coyuntura electoral. Es de conocimiento publico que nosotros no solamente optamos, sino que además instamos a darle el Voto al candidato Ollanta Humala Tasso. Por ende no suscribimos la posición de Feliciano. No la suscribimos, pero la respetamos con suma sinceridad. Quizás lo mas sensato con el destino cósmico del hombre, seria coincidir en algunas de las "radicalidades" sobre la idea de lucha y utopía de Hidalgo. Pero mi tiempo en esta tierra, y los cojones, no me alcanzarían para acceder a esos niveles. Disculpen la burda sinceridad.

Apreciado Luis Enrique Amaya:

Me haces llegar unas líneas (27-04 y 28-04) sobre las elecciones, para formar un colectivo anti Keiko y pro Ollanta con “voto crítico”; creo que es mi deber contestarte así sea a desface.

Primero. Debo disculparme por contestarte luego de semana y media. La explicación es que casi no entro a mis correos por cuestiones de salud. Mis prioridades están por otro lado. Y recién he revisado Hotmail. Resulta que desde noviembre he estado viajando y por tierra: Santiago, Quito, Bogotá, Caracas haciendo recitales y mostrando Perú y peruanos desde abajo. Al regresar en Enero me puse mal y, bueno, a pagar las consecuencias. Y ahora me tienes levantando cabeza.

Y, ahora, a lo de las elecciones.

Por convicción ideológica NUNCA PARTICIPO EN LAS ELECCCIONES.

1. Las elecciones son obligatorias. Ello vicia las elecciones. Una de las bases esenciales de una elección democrática, es la libertad inherente a todo ser civilizado de VOTAR O NO VOTAR. Te cuento: Cuando niño yo vi a peruanos de nuestro pueblo, en mi tierra, Apurímac, amarrados los brazos a la espalda con sogas de cabuya, llevados por policías para SERVIR A LA PATRIA. Que me obliguen a votar, para mí es lo mismo, y votar en esas condiciones, para mí, es aceptar esa condición cuasi bestial.

2. Las elecciones que siempre hemos tenido no son democráticas, SON ELECCIONES BURGUESAS, orquestadas por el Imperio, controladas por él (OEA, zapato viejo del Imperio), financiadas por él y monitoreadas por él a lo largo del período presidencial: Vigilando la chacra por cuatro o cinco años, hasta que vuelva la danza electoral y otro Felipillo asuma la administración gubernamental (el poder se lo reserva el Imperio). Eso, desde 1821-24.

3. La historia nos permite aprender. República Española, amo no de acuerdo, golpe de estado fascista y nos dio a Franco. Chile, Allende; no de acuerdo el amo, nos dio Pinochet y santo remedio. La época de Velasco, que fue dictadura progresista, nos dio matanzas de Huanta y otros, más radical que dos programas Ollanta, boicot Imperio (se desapareció hasta la moneda menuda y te daban vuelto con caramelos) y vuelta al redil con Morales Bermúdez.

TODO LO ANTERIOR ME ENSEÑÓ QUE ELECCIONES NO ES EL CAMINO. ENTONCES ¿QUÉ?. LA TRANSFORMACIÓN RAIGAL, EL PACHAKUTI, QUE SERÁ CONTINENTAL. MI IDEA ES: PREPARAR Y PREPARARNOS PARA ELLO. ¿CÓMO? BUSCAR A INKARRÍ E INTEGRARSE.

LO MÁS HERMOSO ES QUE INKARRÍ YA ESTÁ CON NOSOTROS, DANZANDO. SI NO LO VES, MALA SUERTE. AFINAR MENTE Y SENTIDOS PARA DANZAR CON ÉL Y DESPERTAR YA-YA A TODOS LOS HERMANOS EN CUALQUIER REPLIEGUE DE LA CORDILLERA QUE COMIENZA EN EL DARIÉN Y TERMINA EN LA TIERRA DEL FUEGO.

Ahora, la coyuntura:

a) Si gana Keiko se instala de nuevo la podredumbre semi-fascista de nuevo tipo. Mafia Yakusa. La pelea sigue.

b) Si gana Ollanta se instaurará un gobierno progresista dentro de los marcos del sistema. Los izquierdistas que resurgen en su entorno, asomarán más: Pero a esos izquierdistas los conozco de tú y voz, cabalgadores de los lomos del pueblo vía ONGs. Mejor ni nombrarlos. Pero todo se enmarcaría, si cumple a fondo su programa, dentro de los lineamientos del Imperio. La pelea sigue.

Y los cementerios de nuestro pueblo crecen (ver más abajo).

Cualquiera que gane, nuestro pueblo no gana nada.
¿Se reinstaurará nuestra lengua? ¿Ella se enseñará, al menos, en los colegios?
¿Se nacionalizarán nuestras riquezas sin reembolso alguno para los usurpadores?
¿Se nacionalizará las tierras sin reembolso alguno?
¿Se dará una reforma urbana?
¿Se desmontarán las fuerzas armadas y policiales, ejércitos de ocupación del imperio?
¿Se nacionalizará sin compensaciones todos los bienes de la iglesia genocida y se le cobrará a esa transnacional por el usufructo sin derecho de lo nuestro a lo largo de la historia?

¡Nada de eso ocurrirá, ni por asomo!
Muchos pensarán que ello es maximalista, extremista, que debe ser gradualista.
Pues no. El genocidio de nuestro pueblo aumenta.
Mira: Friaje, este año: 382 niños. Sólo por frío, es decir, desnutrición. 382 Amayas-Felicianos desaparecidos. Y aquí no pasó nada. ¿Te imaginas el escándalo que UN NIÑO MUERA DE FRÍO EN USA O EUROPA?
Pero, más: UNESCO dice –no lo dice organismo izquierdista-, en Perú mueren 68 mil niños que no llegan al año de edad cada año. Por enfermedades menores (dolor de estómago. “mal viento”, frío, pena, “mal de ojo”, etc). Calculemos, 1980 a la fecha: 31 años X 68,000 niños muertos igual: 2’108,000. ¡DOS MILLONES CIENTO OCHO MIL NIÑOS QUE NO LLEGARON AL AÑO DE EDAD EN PERÚ! Y aquí no pasa nada, no seamos extremistas, son seamos maximalistas. En fin. Ahí veo la urgencia del cambio total sin distracciones.

Lo dejo ahí. Tu preocupación y sensibilidad te ha hecho optar por votar por Ollanta y apoyarlo atacando a la mafia.

Yo, desde 1969, he tomado otro camino.

Eso no implica que no debamos confluir en la práctica, siempre a tu servicio, pues veo que eres parte de mi pueblo.

Un fraterno saludo rojo.

Feliciano.