sábado, 21 de mayo de 2011

Historia de Alicia Adorada

Las casualidades son cosa bonita. Me encontraba braceando en los infinitos mares del ciberespacio, buscando una canción, solo una canción para compartir con Uds., buscaba un tema “ligero”, como fondo musical para el fin de semana, y de repente me acorde de Carlos Vives, autor Colombiano al cual respeto sobremanera, entonces empecé a buscar que tema de Carlos compartir con la pequeña cofradía, del pequeño blog, del pequeño programa y me topo con esta historia, la Historia de Alicia María Hernández, con la historia detrás de su canción, tan hermosa como desgarradora.

Juancho Polo Valencia, campesino, sin ningún tipo de estudios básicos, y mucho menos musicales, pero para el cual “el cantar era su ciencia”, encarnaría la imagen típica del juglar, que iba de pueblo en pueblo con su acordeón, animando fiestas y parrandas, por las que a veces no cobraba ni un peso colombiano. En esos viajes que duraban hasta 2 meses, al regresar a su tierra encuentra a su hermosa esposa embarazada muerta. Se cuenta, que cuando llego Juancho Polo Valencia a su pueblito “Flores de María”, al no poder haber vuelto a tiempo (llego 3 días después de la muerte de Alicia), solo pidió una botella de ron a sus vecinas, se fue al cementerio, se subió sobre la loza que cubría el ataúd, y compuso “Alicia Adorada”. Carlos Vives, grabo este tema en el año 1994, en el mítico álbum “Clásicos de la Provincia”.



Como Dios en la tierra no tiene amigos
como no tiene amigos anda en el aire (bis)
Tanto le pido y le pido ay hombre
siempre me manda mis males (bis)
Se murió mi compañera que tristeza
Alicia mi compañera que dolor
Alicia mi compañera que tristeza
Alicia mi compañera que dolor
Y solamente a Valencia, ay hombre
el guayabo le dejo. (bis)

Pobre mi Alicia, Alicia adorada
yo te recuerdo en todas mis parrandas
pobre mi Alicia, Alicia querida
yo te recordaré toda la vida

Allá en flores de María
donde to´el mundo me quiere (bis)
Yo reparo a las mujeres, ay hombre
y no veo a Alicia la mía (bis)

Donde to´el mundo me quiere
Alicia murió sólita (bis)
dondequiera que uno muere ay hombre
toa´ las tierras son benditas (bis)

Ay pobre mi Alicia, Alicia adorada
yo te recuerdo en todas mis parrandas
pobre mi Alicia, Alicia querida
yo te recordaré toda la vida.