lunes, 7 de marzo de 2011

La Fuerza del Destino

La fuerza del destino nos esta llevando a vivenciar una de las etapas mas criticas y a la vez con mas expectativas de nuestra existencia.

Luz y tinieblas, el cielo y el suelo, polo positivo y polo negativo, materialismo dialéctico, yin y yan, derechas e izquierdas, nada se destruye, todo se transforma, como quieras asumirlo, la contradicción es nuestra esencia.

Alguna vez el poeta Petroni Gutiérrez me contó de cuando fue a visitar al enorme escritor peruano miguel Gutiérrez, a la sala de cuidados intensivos de un hospital. Miguel se encontraba prácticamente transitando ese pasaje oscuro, casi visibilizando esa famosa luz al final del túnel. El cuerpo de miguel estaba mas atravesado por tubos que por venas. En esas ínfimas condiciones miguel habla con Petroni, y no se con que fuerzas o prestadas voluntades se atrevió a sentenciar: “Amigo Petronio (siempre confundía su nombre adrede)…pase lo que le pase a mi vida, yo seguiré escribiendo…así me de las espaldas mi familia, así este privado de mi libertad, así haya la dictadura que haya en el país, así se derrumbe este hospital…sea la que sea la crucis que padezca este cuerpo, yo seguiré escribiendo”.

Petroni también cuenta la vez que el se encontraba sentado en aquella alameda frente al palacio de justicia, leyendo 5 novelas a la vez. Miguel cruzo la alameda, se abrazaron, se pusieron al día acerca de sus respectivas novedades, miguel felicito a Petroni por leer así tan compulsivamente, pero ahí vino la pregunta: “¿Y Petronio…estas escribiendo…ya cuantos libros has publicado…a estas alturas de tu vida ya te habrás consagrado a la literatura?”…Gutiérrez en bajísima voz respondió…”No maestro…es que no tengo tiempo…estoy trabajando en un restauran…son 8 horas…de ahí a la universidad…llego cansado…y…” no pudo terminar…”CARAJO…estas haciendo de tu vida un fraude…estas perdiendo tu tiempo y me lo estas haciendo perder a mi…búscame cuando estés dedicado a escribir”, fue el juicio con el cual MG se largo y cerro la conversación.

Se por conocimiento de causa, por conversaciones con sendos amigos artistas y promotores culturales, que ellos en mis circunstancias no harían ni radio, ni eventos, ni pagina Web, y tal vez ni escribir, ni crear.

El programa de radio pasado, se encontraba en sintonía la escritora colombiana Vera Carvajal, y en conversación interna le confesé: “Estoy casi vencido…sin embargo estoy aquí haciendo poesía para otros…que ni conozco”…Vera con esa sensibilidad e inteligencia cotidianas me contesto “Esa es la poesía mas genuina, mas autentica, no la de los eruditos, de los bares literarios…la poesía mas honda es aquella que logra transmutar el dolor en belleza….para todos”.

Algo parecido sucedió el día de ayer, desde argentina una oyente nos soltó la siguiente frase “Cada vez que escucho este programa me siento reconfortada, inspirada”.

Y es por esto que el proyecto de “Solo para Locos” extiende la promesa de seguir a pesar de todo, a pesar de nuestras contradicciones y egoísmos, a pesar de nuestras vanidades, a pesar de la palabra que no podemos cumplir a veces, a pesar de nuestra intolerancia, a pesar de los que quieren vender hasta la ultima parcela de esta patria, a pesar de que la causa que enarbolamos sea derrotada día a día…hemos de continuar…hasta que una gota de aire aun sostenga estos pulmones…hemos de continuar…y lo decimos no tanto como un destino escrito, inexorable…lo decimos como un rezo, una oración, un mantra, para seguir teniendo el fuego necesario para continuar hasta el final.

Quizás esta canción que colocamos ayer en el especial “Solo para Locas”, no tenga mucho que ver con la gravedad de mi discurso…pero a veces es bueno buscar de alivianar las cosas ¿verdad?...a veces un poco de “intrascendencia”, un poco de “estar aquí” y nada mas, de simplemente estar y sentirse un rió mas que va a dar a la mar…de sentirse una partícula mas de este aire, una partecita tonta y absurda, sin las seriedades de las profecías que estamos obligados a cumplir…puede ser un sano ejercicio para fortalecernos y continuar.

¿Contradictorio lo que dije al final?...lo dicho…es mi esencia, y tu esencia…solo hay que trabajar para que la balanza, y la punta de la flecha de nuestra vida, se incline siempre hacia la luz, hacia la esperanza.




Nos vimos tres o cuatro veces
por toda la ciudad.
Una noche en el bar del Oro
me decidí a atacar.

Tú me dijiste diecinueve
no quise desconfiar
pero es que ni mucho ni poco
no vi de dónde agarrar.

Y nos metimos en el coche
mi amigo, tu amiga tú y yo
te dije nena dame un beso
tú contestaste que no.

Empezamos mal y yo que creía
que esto era un buen plan.

Aquella noche fue un desastre
no me comí un colín
éstas son sólo un par de estrellas
nos fuimos a dormir

Pero la fuerza del destino
nos hizo repetir,
dos cines y un par de conciertos
empezamos a salir.

No sé si esa cara tan rara
un ojo aquí y un diente allá
o el cuerpecillo de gitana
mujer a medio terminar.

Corazón dímelo que me
acabó de enamorar.

Y nos metimos en el coche
mi amigo, tu amiga tú y yo
te dije nena dame un beso
tú contestaste que no.

Empezamos mal y yo que creía
que esto era un buen plan.

Y desde entonces hasta ahora
el juego del amor
nos tuvo tres años jugando
luego nos separó.

Pero la fuerza del destino
nos hizo repetir
que si el invierno viene frío
quiero estar junto a ti.