martes, 25 de enero de 2011

Soy Labrador

El día de ayer sonamos en el pequeño programa el tema “De donde viene el amor” (O Guajiro de Monte adentro) en la voz de Sara Gonzales a dúo con Pablo Milanés. El tema pertenece a Pepe Ordás, un inmenso trovador cubano, con varios temas bien incrustados en la memoria musical de su país, pero que sin embargo no ha tenido la misma oportunidad de reflectores y sitiales en la prensa que han tenido contemporáneos suyos como Silvio, Vicente, Amaury, Frank, Milanés, por señalar algunos. Quizás esto se deba a ciertas características de su espíritu, como aquella que lo lleva a la determinación de no hacer trova, sino de hacer “buena trova” (por esto no es un autor “prolífico”, que hasta la actualidad no cuenta con un “Álbum Oficial”). Luego esta la otra característica, que por consecuencia de ese espíritu “perfeccionista”, lo impulsa ha entregar sus temas a “verdaderos cantantes” como Liuba María Hevia, Pablo Milanés, Sara Gonzales. Todo en pos de la sublimación de su objeto estético. Sublimación que trae por lógica añadidura que las lucecitas de escena siempre reflejen mas a las portentosas imágenes de estos cantantes, y dejen sin lumbre a la sombra humildísima del autor.

Pero Ordás dice sentirse gozosamente realizado como hombre, profesionalmente cuando mejor se siente es cuando al cantar un tema propio, el público lo repite con el, no pide mas, le basta con seguir creando canciones en su sencilla Guanabacoa, en donde realiza peñas troveras, y en donde afirma es el lugar ideal para hacer música “porque solo viene a verte la gente que te necesita o te quiere”.

Entonces para uds. una de las muestras de su exquisito lirismo, en una versión del Dúo de Guantanamo “Buena Fe” en sociedad con Eduardo Sosa, para el Programa “La Descarga” de la televisión cubana.
.

.
Una mañana en el monte
sembró su horizonte
con buena raíz.
Amaneció tan temprano
que ató con sus manos
un rayo de sol
y repartió tantas luces
que amantes los hombres
llegaban a él.
Fue la primera victoria
que tuvo la fe.

Guajiro de monte adentro
de donde viene el amor
con este soplo de viento
ya amaneció.
Guajiro mano de tierra,
guajiro buen corazón,
aunque me voy de la sierra
soy labrador.

En la montaña hay un brillo
que viene del trillo
sendero mejor.
Camino abajo no hay flores,
mas llegan olores
y ruidos y luz.
El sol me tiende su trampa:
me deja sentado
sin agua y con sed.
Alguien me ayuda;
no hay duda
que voy a volver.