viernes, 17 de diciembre de 2010

Amigo Mayor

Amigo…hum, jodida palabra. Tan a la vista, tan publicitada, tan enseñada en textos, catecismos, decálogos de la buena convivencia y urbanidad, mas sin embargo continua siendo una palabra tan poco aprendida, tan poco conocida y entendida. Amigo, Dios, CULTURA, Arte, País, VIDA, joder, que palabritas. Solo dos tipos de seres han encontrado la definición final de estos términos : Los Valientes y los Cojudos.

¿Cuántos Amigos tengo?, prefiero no hacer la cuenta porque sino me voy a sentir muy pobre, poco digno y me voy asustar. Si se que soy hartamente conocido, con una agenda social, de relaciones publicas, excepcional para muchos, pero bien sabemos que la amistad es otra cosa.

Al Caballero Boris Arrunátegui lo conocí cuando me cayo por propia iniciativa en el programa que conducía hace 2 años en Stereo Villa. Se hizo asiduo participante en la radio, en los recitales que organizaba, hasta el día que nos sentamos en una mesa conjuntamente con otros amigos, y coordinamos la fundación del colectivo de poetas : “Comunidad Poesía en el Sur”.

Eso fue el inicio de una incomparable agenda cultural, y lo mas resaltante y productivo, una hasta hoy creciente e incomparable amistad, porque sencillamente yo si puedo decir, llenarme la boca, con el echo de pregonar : Yo si cuento con alguien, cuento con Boris Arrunategui.

Boris es militante, miembro, hijo, de esa casta, raza, cofradía, logia, que he denominado : “La Fuerza Bruta de la Poesía”.

Si el padre Antonio Tejeira no funcionaba en el Vaticano, entre papeles y sueños de aire acondicionado, Boris tampoco funciona en las Oficinas de los Ministerios de la Poesía.

Boris clava, barre, lija, bota desmonte, sirve el vino para los brindis, luego lava los vasos, deja ordenado y pulcro el salón, apaga la luz, y solo así se puede ir en paz a su casa.

Boris como todo buen peruano no cuenta con un trabajo fijo y seguro, Boris se sumerge todos los días en la epopeya de buscarse la vida y la poesía, y aun a pesar del mar tempestuoso y de inestabilidades en el que nada, Boris en la lucha cultural es el primero en sacar no solo monedas, sino billetes, para alquilar un equipo de sonido, pagar un taxi, un agua mineral. Puedo dar certificación de varias decenas de sus aportes concretos y palpables. Boris sabe que estos “auspicios”, “donaciones”, no figuraran en ninguna revista, pagina web, o serán causa de algún reconocimiento oficial, es mas lo sabe porque son aportes anónimos, en silencio, casi a hurtadillas, sin embargo es el primero en mojarse y tirarse al rio, siempre es el primero en agarrar los remos.

Cuando es grande la obra, el gesto, el talento y la humanidad, el aplauso, las palmaditas en el hombro, los brindis a la salud serán numerosos, si, pero también será inexorable que al paso de la luz, crezca al mismo paso la sombra, y dentro de ella agazapados los tarados, los que nunca agradecen y sobre todos los temerosos de toda grandeza que este en los otros y no en ellos. Pero Boris como un buen todo terreno, con varias copas y recopas bien jugadas, sabe que así es el futbol señores.

Como bromeábamos con otro buen amigo, Boris y yo nacimos en épocas poéticas equivocadas. Boris debió haber nacido poéticamente con Darío y Chocano. Yo debí haber sido compañero de generación de Rosse, Scorza, Calvo, Martos. Quizás eso sea lo que nos hermane tanto, el reconocernos siempre en nuestra condición de bichos, raros, anacrónicos, lobos, esteparios.

Aun cuando las vertientes, cauces, por las que transcurre la poesía de Boris, sean torrentes completamente ajenos y distanciados de aquellos por donde fluye mi poética, considero que Boris es un buen Artista, un buen Poeta. Suelto un ejemplo, no es de mi preferencia la música de José José, nunca he tarareado una canción de el, no tengo un solo disco de el, mas mis preferencias y gustos no me ciegan hasta el punto de no reconocer profesionalismo, altura y nivel estético en esa obra musical.

Mas siendo Boris un Darío reencarnado, es mucho mas poeta y artista que una lista, que puedo hacer en 5 minutos, de 50 poetas que pululan, deambulan, zanganean en el circuito literario limeño.

Boris diciendo nácar, ensueño, desdenes, capullos, esta mas allá y mas acá (allá y acá, condiciones fundamentales, balanceo perfecto, para una buena poesía) que muchos de aquellos que escriben paroxismo, fluctúo, hibrido, trémulo.

Boris como todo creador honesto y lucido de su condición natural, esta muerto de sed, Boris tiene una piel que siente mucho. Tiempos difíciles le llaman a la actual travesía por la que transcurre Boris en la actualidad. Lógicamente no vengo a contar aquí pormenores, ni detalles que en resumen no interesan mas que al poeta y sus cercanos. Pero como alguna vez confesé al vate : “Tus problemas, así insalvables como parecen, no se diferencian en un milímetro de los míos”. Y sea quizás esa sed de esperanza, de buenos tiempos o al menos un tiempo mas blando que no tenga la cama tan dura, esos gritos tan parecidos que mordemos en silencio y a oscuras, ese ayudadme mudo que paseamos todos los días por las calles, es lo que nos ha hecho semejantes, próximos y prójimos, aunque hablando con exactitud, el maestro aun cuando rabie, chille o este en estado de maldición, siempre ha sido mas hermano, próximo y prójimo que yo.

Pero la esperanza es una de mis terquedades, de mis malas costumbres, uno de los vicios que nunca me abandonan, es por ello que virtualmente quiero hacer un brindis contigo Boris, por tus 60 años, por esas 60 razones que nos ayudan a creer que la belleza, el arte, si pueden salvar la vida de un hombre, y también un brindis con todo aquel que aun se arriesgue a creer que la poesía siempre será la mejor prueba palpable y fehaciente del paso del ser humano por este mundo.

Salud Hermano en el Arte, toma de mi el resto de liberación, resurrección, y revolución que aun me quedan. Tómalo siempre, con confianza.

Vieja es la historia que te cuento
Amigo desde siempre que fue igual
el poderoso tiempo que nos toca
nos va arrastrando el tiempo que nos da.

Siempre el trigo viejo es desechado,
amigo lo que no sirve no va
y quedan unas pocas cosas nuestras
para seguir a flote nada más

Tus palabras ya son muy lejanas
y tu voz de paridad se va,
amigo mío, vuelve a casa pronto
cuentame todo, cambiame todo,
necesito hoy tu resurrección.

Bueno es que hoy estemos juntos
hablando de las cosas por llegar
sabemos que pronto va a llover fuerte
mejor estemos juntos esta vez.

Tus palabras ya son muy lejanas
y tu voz de paridad se va,
amigo mío, vuelve a casa pronto
cuentame todo, cambiame todo,
necesito hoy tu resurrección,
tu liberación
tu revolución.