sábado, 6 de noviembre de 2010

Tu mirada y la mía

Una buena noche la de “Poesía con Candela”. Gente riendo, haciendo coros, haciendo brindis como quien con eso se renovaran votos, fe, como si con ello se podría desbaratar al menos por una vez la muerte. Si fuimos 80, 5, o 40 asistentes, ya es meramente estadístico.
.
Se dice que en el preciso momento que un poeta termina su poema, que un músico coloca la ultima nota de su canción, en la ultima pincelada del pintor, en ese puntual instante el mundo, la vida, es mejor. Y ayer el mundo, san juan de lurigancho fue mejor, después de cada una de las 20 canciones que Luis Enrique Alvizuri y Lino Bolaños descargaron en la Bodega y Viñedos “Candela”.

El paladar se inundo de buenos sabores, de trova, nueva canción, 80’s, marchas estudiantiles, izquierda al poder, canción para la unidad latinoamericana, mundo nuevo. De eso que reconocemos como nostalgia, saudade. Pero al final de la noche, no podía faltar un gesto canalla del popular Amaya, o sea este servidor, y yo que era el propio organizador del evento, me “sabotee” a mi mismo. Dije a grueso modo y literalmente : “Estos eventos son imprescindibles, fundamentales, para el reencuentro, para el retroalimentarnos, para el conspirar, pero estos no son buenos tiempos para la lirica, y lo mas seguro que a cada hora que transcurre, cada día, cada mes, los buenos aires para la poesía, la cultura, serán previsiblemente peores. Traer gente a los eventos culturosos, en estos tiempos del facebook, de la era tongo, será mas cuesta arriba con mochila de plomo cada vez. Hay que ir a la gente, hay que intervenir los espacios públicos, que la cultura vaya a la gente, no hay de otra”, y paso seguido conté del siguiente proyecto en el que estamos embarcados, un evento poético, pero coordinado con una escuelita nocturna, es decir un acto cultural en el mismo espacio de la escuela.

Seguiremos levantando veladas de Trova, Recitales, en espacios clásicos, pertinentes para la ocasión, pero desde hace algún tiempo hemos asumido que en estos tiempos el promotor de cultura, o el artista que promueve sus propios eventos, debe atreverse a ensayar, porque así lo exigen los jodidos tiempos, el buscar mas que invitar el “perpetrar”, en vez de buscar de los demás el asistir, buscar que “intervenir”.

Y como aun estoy con el sabor, con el latido del alma de 80, comparto este tema de uno de los considerados abrebrechas, amauta, en la nueva canción peruana : Andrés Soto. De su inexplicablemente único álbum, del año 1981, “Tu mirada y la mía”.

Dicen que para lograr a la mujer tan ansiada
solo basta una estocada en el corazón
yo pregunto la razón
de este saber que cedió
es la vida que se va
no se lleva nada
si quisiera ver por ver
ya todo lo habría visto
cual tristeza de mis ojos
no tener que ver
si pudiera repartir tu sonrisa por mis valles
tus penitas en mis calles
y tu amor en mi
yo tendría una razón y junto con las demás
le daría la ocasión de gritar que lindo es el amor
para el que solo tiene fantasías
y el calor de una compañía
que es la vida mía
y el hogar se ve mejor
cuando hay fuego que lo encienda
cuando hay leña que retenga tu mirada y mi voz
el hogar se ve mejor
cuando hay fuego que lo encienda
cuando hay leña que retenga tu mirada y mi voz
cuando hay leña que retenga tu mirada y mi voz