jueves, 7 de octubre de 2010

Dúo con Cesar Calvo

Pudiera ser verdad que no estoy solo

Pudiera ser verdad que no estoy solo:
alguien llega a dictarme lo que vivo.
Pudiera ser verdad que no estoy muerto.
Pudiera ser verdad que en blanco escribo.

Arde un duelo en mi cuarto desolado.
Alguien cierra mis ojos cuando miro.
Pudiera ser en verdad cuanto he callado.
Pudiera ser verdad cuanto he mentido.

De cualquier modo soy. Me acuesto tarde.
Le tengo al llanto un poco de cariño
y llego puntualmente a degradarme.

Sigo esperando lo que ya ha venido.
Guardo mi corazón para mañana.
Me despido de aquello que no vino.


Dan las campanas tu recuerdo en punto

Dan las campanas tu recuerdo en punto.

Afuera se pasean las dos de la mañana.

Nada pudo diciembre contra el semestre tuyo.
Nada pudo el sol silencioso contra tu sombra hablada.
Desde el fondo de todo
lo que tengo,
me faltas.

Dan tu recuerdo en punto las campanas.
Y afuera se pasean,
de una en una,
las dos
de la mañana.

.
César Calvo Soriano
(Iquitos,1940 - Lima, 2000)