jueves, 16 de septiembre de 2010

Tríptico de Marco Martos


MI OFICIO es el canto,
el canto de las palabras,
el dulce embrujo
de las silabas
y las asonancias.
este es mi oficio
y no lo cambio por nada,
pero que difícil es
querer decir algo
y no tener sino gana.


Contra Critías
.
COJO la pluma y digo
lo que me viene a la lengua
lo que siento de adentro
lo que nadie me dicta
Cojo la pluma y digo
radiografía daltónico
o lo que me de la gana
Cojo la pluma y digo
y me rio de los que piensan
que debí decir otras palabras
De mi también se ríen
pero algo hay que hacer
para evitar el suicidio
la muerte en mi mesa
mi pluma colgada


Todos suponen
que mis veinte años
encierran juventud
y soy un sol agradable.
Todos creen
que rezo los domingos
o que soy camarada.
Se engañan.
Soy un ser despreciable.
Destilo pus
y escupo vinagre.
Mi barca navega
sin velas
por las cloacas.
Se que soy malo,
no se engañen.
Soy malo,
pero trato de arreglarme.

1962
.
Marco Martos (Piura, 1942)
Del Poemario “Casa Nuestra”