viernes, 18 de junio de 2010

Llevo a todos en mí

"Hacer canciones no tiene sentido, si en cada palabra, en cada nota no estamos todos. Lo importante es sentirse bien, pero de adentro. Si estamos bien podemos estar juntos y mirar para afuera. El asunto es cambiar y darlo vuelta, pero sin violencia, con amor, con ganas de sumarnos en paz".
.
Piero esta en Lima. Tenia la información de su visita por las propagandas que figuran en muchos paraderos de lima : “Piero Homenajeando a Papa”, o un titulo que es casi lo mismo. Naturalmente cuando observo este tipo de “advenimientos”, siento una emoción del tamaño de un granito de alpiste, o sea ninguna emoción. Estos conciertos suelen desarrollarse en los Jockey Plazas, en los centros de convenciones, y como lo es en este caso en el Centro de Convenciones del María Angola. Por ende, para mi particular caso, se desarrollan en otras “galaxias” a las que mi Combi, mi Custer, mi 73, no me pueden llevar. Mas ayer husmeando un programa de tv que casi nunca husmeo : “Prensa Libre” con Rosa María Palacios, me lo encontré a Piero. Fue una conversación extensa. Rosa María le consagro casi la tercera parte de su programa. Pero ya de arranque RMP esgrimió : “El Cantautor que en algún momento le cantara a la revolución, pero que ahora le canta a la paz”. Piero se hizo el desentendido, supongo que a este tipo de cacareos de gallinas hinchas acérrimas del viejo orden el lo llamara “gases del oficio pues”. Piero comenzó hablando del como un determinado día se decidió a dejar de hacer “Canciones de Tarjeta Postal”(Si vos te vas, Juan Boliche, Tengo la piel cansada de la tarde), y decidió que sus canciones hablarían por los que no podían hablar, dirían lo que no se estaba permitido decir. Hablo de la Dictadura, de sus amigos que empezaban a desaparecer, de cómo por obra de alguna providencia escapo sin saberlo de la policía de Videla : Se demoraba 10 minutos mas en salir de su apartamento y no vivía para contarlo. Rosa María Palacios escuchaba sonriente, como si escuchara al Narrador de Cuentos, como si oyera las mil y una noche y no herida aun latente en la piel de América. Luego la Gallina volvió a cacarear : “Y como así Piero dejaste de ser el cantor de protesta, de la revolución, y empezaste a cantarle a la paz, al amor”. Antes que responda Piero, responderá este servidor : ¿Quién le trepano los parietales a esta coreuta sin voz propia, para insertarle el chip desubicado y cojudo que le dice que revolución, amor y paz no son los rostros de una misma palabra?. Benedictis respondió (ahora si) : Yo sigo siendo el mismo, sigo creyendo en las mismas cosas, creo que necesitamos un cambio total y urgente, pero sin violencia, lo que siempre me ha diferenciado de otras posiciones de izquierda es que no creo en los cambios violentos…puedo entenderlos, hasta comprenderlos, pero no los comparto. La Gallina no dijo ni un Cloc, y después solo se limito a publicitar el evento por el día del padre. Piero tuvo un intercambio de palabras parecido con Cecilia Valenzuela hace un par de años, pero con la Chichi si fue mas intercambio, porque la tristemente recordada no es una gallina, sino una hiena alunada, pero esto fue un “pro” porque así Piero pudo explayarse mas sobre lo que piensa de Correa, Morales, y sobre otros vientos mas respirables en Latinoamérica.

¿Y mi gente... cómo está?
¿qué buscará en su camino?
Yo trabajo, y veo que
mi día tiene angustias sin sentido.
estoy cediendo a la dificultad pero...
vencido, no...
¿Quién no ha probado hacer cambiar al viento
antes de caerse y no moverse más...?
Yo trabajo, y siento así;
llevo a todos en mí.
.
¿Y la gente donde va?
no sirve ya seguir pensando.
Miro todo y sé muy bien:
mi día tiene angustia y desencanto...
Me han vendido tanto la verdad, pero..
creída, no...
¿Quien no ha probado hacer cambiar el país.
antes de caerse y no moverse más...?
yo trabajo y siento así;
llevo a todos en mí.