lunes, 14 de junio de 2010

Invitados los Poetas Jóvenes, y no tan Jóvenes, a Leer en Nuestro Programa

Nuevos Vientos, y azules, para el Pequeño Programa de Radio. Vientos que soplan primero desde el punto cardinal de los 4 años cumplidos, después del echo de no fructificar el proyecto de co-conducción, y por ultimo la noticia de que Radio Planicie ha comprado nuevos equipos, recién arribaditos de Italia hace 2 semanas, equipos suficientes para salir para todo Lima (aunque esto depende del consentimiento, anuencia del Ministerio de transportes y comunicaciones, y obviamente del "humor" o temperatura que tengan las reglas de juego establecidas por el monopolio del grupo RPP), pero lo mas importante son los equipos para llegar con altísima fidelidad a todo el Cono Este y Centro de la Capital (y en cortísimo plazo para Ayacucho). Esto en conjunto conlleva, nos lleva, a que nos replanteemos los nortes en la producción de “Solo para Locos”. Dentro de los bloques que iremos inaugurando a partir de este Domingo 20 de Junio, esta el segmento : Un Poeta anda Suelto. Este Bloque consistirá en entrevistar todos los Domingos, de ser posible, a un Poeta Nacional, que tenga alguna publicación para compartir y mostrar (Plaqueta, Libro, Fanzine, etc). La idea es hablar sobre la obra poética en ciernes, grabar la entrevista, y cuidadosamente editada publicarla en Youtube. Este segmento estará a la orden, a la mano de todo aquel Poeta que nos lo solicite. Entonces lanzamos a partir de hoy la invitación, la propuesta. Poetas interesados, escribir a los siguientes correos para coordinar participación en nuestro programa : programasoloparalocos@hotmail.com o amayaluisenrique@hotmail.com.

Ajeno a carreras y bullicio
Entre buses y edificios
Un poeta anda en la calle

Frenadas, insultos, bocinazos
Va dejando tras su paso
De semáforos no sabe

Va tejiendo las palabras ciertas
De un poema por parir
La promesa de una cría nueva por venir

Ajeno al mundano desconcierto
Un poeta anda suelto

Por otra dimensión va brincándole el alma
Donde habita el amor, donde reina la calma
Donde no hay polución, donde no hay estresados
Donde aún la canción no la rige el Mercado

Un día su práctica fue rota
Una cruda palabrota
Lo bajó al duro cemento

Entonces se contempló y dio cuenta
Que a su insólita existencia
Le estaba sobrando el cuerpo

Decidió dejarlo sin lamentos
Una tarde otoñal
Y un impulso libertario inmenso lo echó a volar

Ajeno por fin al pavimento
Un poeta se hace al viento