viernes, 7 de mayo de 2010

Pa Bailar Contigo una Bachata en Fukuoka

Siempre lo he sostenido, Juan Luis Guerra es uno de aquellos, que por suerte siempre los ha habido, que en los años 90 empezó a demostrarnos, hacernos comprobar, que al Pueblo si lo conmueve, y grandemente, la Poesía. Que la poesía si puede ser objeto de buen y sano consumo. O para no ser tan radical para algunos, Guerra nos expone que la gente si puede valorar una letra sutil, sugerente, inteligente, si puede hacer suyas letras que coquetean con la literatura. Escuchar en voces de nuestros sobrinos, prójimos del Nintendo, en nuestros Vecinos de enfrente, electores del arrastre, percibirlos tararear : Te regalo una rosa, la encontré en el camino, no se si esta desnuda o tiene un solo vestido o Vivirás en mis sueños como tinta indeleble, como mancha de acero o Dime si mastico el verde menta de tu voz o le pego un parche a mi alma, átame al pulgar derecho de tu corazón y dime como esta mi amor en tu amor….es para decir : ¿y que paso acá?.

Pero también no puedo dejar de sostener que Juan Luis Guerra ha tenido notables bajones, y en esto tiene mucho que ver su vuelta a la doctrina del Cristianismo. El hombre en varios momentos se nublo, se hizo todo ideología, devino en un poseso, respiro, desayuno, defeco ideología, se hizo del club del panfleto, el JOVALDO de los Agua Viva : Mi Padre me ama tanto, Él me ama tanto, su amor es eterno y santo, eterno y santo, tan grande que no puedo entender, no puedo entenderlo. Sobran los comentarios. Pero el que ha peleado tanto con las palabras, el que tanto las ha llevado al yunque, el que tanto ha martillado sobre una sola línea, para al final ver el acero del verbo templado, y sonreír con el humilde metal luminoso en las manos, sonreír solos (pero eso nunca importa), al que sabe de los parajes tan altos y tan bajos a los que te puede llevar el oficio de juntar palabras, al que sabe de eso, nunca se le olvida y siempre vuelve, reincide. Es por eso que ultimas canciones como “Si tu no bailas conmigo” o “Amapola”, nos hacen suspirar aliviados, porque nos dan los signos vitales que manifiestan que Juan Luis aun respira.

Este tema me lo encontré hace unos días, y me reclamo su atención y afecto en una milésima de segundo. Desde la noche de ayer le estoy “dando de alma” a esta Bachata. El Ministerio de Turismo Japonés, con su oficina en Fukuoka, tendría que considerar alguna regalía, u “honorario de éxito”, para este Trovador de la hermana república dominicana. ¿Alguien podria refutar que Juan Luis Guerra no es un Trovador?

.
Dile a la mañana que se acerca mi sueño

Que lo que se espera con paciencia se logra

9 horas a París viaje sin saberlo

Y cruce por Rusia con escala en tu boca

Yo cante tu bachata aquí en Fukuoka

Y un atardecer pinto de canvas el cielo

Camine la playa de Momochi mi anhelo

Y se me escapo una sonrisa del alma

Aki me enseño arigato gozaimase

yo cante tu bachata aquí en Fukuoka

Pa bailar contigo

Se me alegra la nota

Quiero cantar contigo

Una bachata en Fukuoka

Pa' soñar contigo

Y en el mar las gaviotas

Y tu piel de abrigo

Y mi bachata en Fukuoka

Y llego la hora de partir y decir sayionnara

Con pocas ganas

Y una palomita se poso en mi ventana

Konnichiwa, ohayoh gozaimasu!

Pa bailar contigo

Se me alegra la nota

Quiero cantar contigo

Una bachata en Fukuoka

Pa' bailar contigo

Se me alegra la nota

Quiero cantar contigo,

Una bachata en Fukuoka.

Pa' bailar contigo

Se me alegra la nota

Quiero cantar contigo, una bachata en Fukuoka

Una bachata en Fukuoka

Besos me daba tu boca

Sueños de arena en las olas

Tengo estrellas y rosas

Niña, cantando en Fukuoka

Pa' bailar contigo se me alegra la nota

Quiero cantar contigo una bachata en Fukuoka.