jueves, 17 de diciembre de 2009

Mi Paso por el Fujimorismo

Recuerdo haber leído que un alumno de Jorge Basadre se encontraba haciendo una investigación para realizar un ensayo sobre que Presidente había apoyado mas a la Cultura, al pedirle una pequeña asesoría a Basadre sobre el tema, nuestro alumbrado historiador contesto tajantemente “No pierda Ud. su tiempo en eso, la respuesta es ninguno, ningún presidente ha apoyado a la cultura en el Perú”. La Promesa que mas recuerdo de Toledo es cuando sentencio que el seria recordado como el “Presidente de la Educación”, Fujimori se hizo del gremio de construcción civil porque solo se dedico a levantar paredes y columnas en las Escuelas y de Alan solo tengo el lejano recuerdo de los cuadernos populares y el CICLA, que no fue producto de una política de gobierno, si no una iniciativa de un sencillo militante aprista, que me comentan amigos cercanos que era tan honrado, culto y buena persona, que hasta el día de hoy nadie se explica como podía ser aprista.

Política y Cultura, Políticos y Cultura, es como hablar de arroz y mango, cebiche y huevo frito. No hay asociación.

Villa María del Triunfo no es una isla. Ninguno de los candidatos al sillón municipal del distrito tiene en sus folios un plan de políticas culturales, ni lo tendrá, por la simple razón que no les importa el tópico, porque no creen en el arte y su poder transformador, porque lo asumen como hobby, algo suntuario, prescindible, algo a lo que hay que atender solo si nos sobra el tiempo y algún recurso. En todos estos años he tratado con todos los alcaldes, ex – alcaldes y posibles candidatos. Ni al pez mas gordo, ni al mas pequeño, les interesa el arte, ni al señor Washington Ipenza en cuya gestión hicimos cosas, si, pero mas que con la ayuda de el, lo hicimos a pesar de el, el Sr. Castillo, actual alcalde, tiene el nivel cultural del negro mama y de esto se daría cuenta hasta el mismo negro mama, y en cuanto a los otros candidatos, muchos de ellos amigos míos, con los que he caminado, brindado, candidatos de todos los colores y sabores, asumen la cultura como temática de extraterrestres, y esto es lo que mas me asusta, porque se que de llegar, no solamente no harán nada culturalmente hablando, sino que su misma inercia, desinterés y digámoslo claro su ignorancia, al fin y al cabo ayudara, si, pero ayudara a seguir fundiendo el trabajo de los poetas, actores, músicos y promotores que trabajamos por un cambio de conciencia en nuestra comunidad.

A la señora Silvia barrera la conocí hace un mes, en una reunión de sus militantes, uno de sus operadores políticos me invito a escena, a dar unas palabras y declamar un poema, ya al lado suyo y frente al publico, le pedí encarecidamente (y obviamente metafóricamente), que no sea una candidata mas, de esos que consideran que los pobladores son pollitos y que se les puede comprar con un arrojo de alpiste, que si algo hace grande y diferente al ser humano entre todos los entes de la naturaleza, es su fe, su amor, su voluntad, su fuego, y que el arte se encarga justamente de eso, de avivar ese fuego que todos los seres humanos llevamos dentro. No solamente le dije esto, es mas, me atreví a darle un tip, tip que también se lo he dado a todos los candidatos villamarianos, le recomendé, sugerí a Silvia, acercarse al arte, a la poesía, la trate de persuadir a que esa cercanía con el Arte le daría calor a sus palabras, a sus mensajes, contagiaría de magia a sus discursos, le daría mística, mística que la alejarían de esas alocuciones tan sosas, técnicas, efectistas de los demás candidatos, fuego que la haría ser diferente a toda esa mancha de postuladores que mas parecen que se quieren graduar de criadores de pollos y no de lideres que lleven a su pueblo a algo realmente grande, trascendente, a un cambio total. Dicen que las primeras impresiones son las que cuentan, y en una rápida lectura de su expresión y posteriores actitudes de la candidata hacia mi persona, note que era un político mas, al cual solo le interesa el arte pero en su rubro farándula – fama – moda.

Solo he cruzado una palabras con Silvia Barrera durante este mes, pero la he visto trabajar, la vi muy de cerca, he visto trabajar a su equipo desde dentro, llegue a estar tan cerca de su aparato que hasta gente del exterior pensó que yo era la nueva adquisición en su andamiaje pre-electoral. Y vi mas de lo mismo, mas de lo eterno de siempre, mas de lo que puede ayudar a ganar una elección, si, pero no a cambiar a una población. Vi carretillas de nuevos soles, destinados a comprar panetones, chocolates, pelotitas, payasitos, miles, de miles de soles, para que unos niños tomen un vaso de chocolate que se terminan en 3 minutos, 17 mil soles que sirven para montar una carpa de circo, pero no a albergar una nueva idea en la cabezita de esos niños, idea - resorte que les ayude a pensar que su futuro si puede ser diferente.

¿Cuántos talleres de teatro podríamos montar con 17 mil soles amigos de “Artificio”?, ¿Cuántas escuelas de guiones para Cine amigos de “5minutos5”?, ¿Cuántos poemarios infantiles, hermosos, con dibujos de artistas de la zona, cuantos miles de poemarios históricos sacaríamos hacia la luz del mundo, amigos de “Comunidad Poesía en el Sur”?, ¿Cuántos talleres de Malabares, Zancos, Zampoñas, Lectura, Poesía?, ¿Cuántos cientos de niños podrían encontrar sentidos a sus vidas a través del arte, CON 17 MIL SOLES?...les ruego que me comprendan, no hablo de chocolates, carritos, un bizcocho, hablo de SENTIDOS A NUESTRAS VIDAS….(que impotencia desgarradora es la que nos hacen sentir los que dirigen nuestras vidas en este país)

He pretendido ocuparme en esta prosa solo de los Políticos de villa maría y de su desierto de iniciativas culturales. Hubo un pequeño coqueteo, escarceo por parte de mi persona con la opción que propone la regidora Silvia barrera. Si se produjo ese pequeño roce, pero fue primero por el tema que es mujer, es joven, exitosa, esta limpia, no tiene antecedentes, y era aparentemente una apuesta que estaba en formación, y en la que uno podía aportar, sumar, encimar. Lo primero sigue siendo real, Silvia es mujer, joven, exitosa, limpia, pero aquello de que sea una propuesta en formación y a la que uno puede sumar, eso no es real. El día sábado 12, a las 2 de la tarde, la regidora Silvia barrera realizo una chocolatada para 1,000 niños en José Gálvez, y en el momento mas cumbre del evento aparecieron sendas camionetas 4 x 4, de la cual salieron muchos hombrecitos de anaranjado, hombrecitos que con una coordinación y sincronización asombrosa acordonaron el área, se situaron estratégicamente, y sitiaron el local, para permitir el ingreso, seguro, triunfal, en hombros, casi monárquico, de Keiko Fujimori. Silvia barrera no solo compartió escenario con la hija del innombrable reo, sino que además se puso la gorra, la vincha, y poso feliz de la vida por el “Fujimori Libertad”.

El que Silvia barrera estaba cercana al fujimorismo era una bola, rumor, un chisme mas, un maleteo, y mi persona no podía avalar esas ollas estentóreas de grillos, simplemente no podía acusar a alguien de un pecado que aun no se había perpetrado, pero el pecado ya se cometió, y ahora si puedo tomar posición.
.
No puedo acusar a Silvia Barrera de mafiosa, que trabaje con dinero montesinista, que tenga lazos con los narcos, tampoco puedo sentenciar que de llegar a la alcaldía, cosa que es bastante probable, se convierta en una autoridad corrupta, que saquee las arcas villamarianas, no, de mi boca y pluma no saldrá eso, hasta que auténticamente haya indicios y pruebas. Es mas, podría ser Silvia una buena Alcaldesa, porque como Regidora trabaja bien, incansablemente (Pero lógicamente también esta trabajando su candidatura) pero lo que si saldra ahora de mi verbo y prosa, es que Silvia barrera no representa, ni representara el cambio que a villa maría le urge. Una mujer que defiende la causa de Fujimori, es sencillamente un líder cuyo aparato neuronal en algo anda fallando, algo anda fallando.

El concierto de trova “Que Suene”, que tenia pactado para el domingo 13, no se realizo, por este ultimo y demas motivos que hoy he expuesto en este articulo. Silvia Barrera iba a ser la auspiciadora del evento “Que Suene”. Por respeto a Pamela Rodríguez, Omar Camino, Piero Bustos, Fernando Rentería, estuvimos a punto de tragarnos el sapo verdoso (¿o mas bien anaranjado?), verrugoso y hacer el evento a como de lugar. Por las ganas de tocar, entregarse y compartir de estos hermanos de la música, estuvimos a un pelo de porcino de montar el acto, aunque eso pudiera haber significado una raya, un chuzo, una marca en nuestra hoja de vida como promotores, pero el strip tease de Silvia, que nos mostro su traje de baño bien naranja, sumado a que su equipo no cumplió con los requerimientos solicitados, eso mas el pudor, vergüenza, la imagen del chino rata que estuvo atormentándome toda la noche de insomnio del sábado, confluyeran y lograran que en el mediodía del domingo 13, cancelara el evento, lo desmontara en el acto, aunque el corazón se me hiciera hilachas.

El evento, la segunda fecha del “Que Suene”, con Pamela Rodríguez a la cabeza, se ha pospuesto para el Domingo 10 de enero, en Villa María del Triunfo. Pedimos cien mil disculpas a los amigos del arte por este accidente, pero como reza la sabiduría popular, las cosas por algo suceden.

Si algo bueno ha traído este lapsus, esta cancelación, es que mi experiencia tira mas luces a los promotores culturales de Villa María, para tener mas datos de quienes pretenden gobernarnos, quien son en realidad, y cuales son los riesgos que podemos correr de llegar estas personas a la municipalidad.

Lección, Moraleja : A ningún candidato villamariano le interesa el arte y la cultura, ninguno es el líder histórico que nos ayude salir de ser uno de los distritos mas peligrosos de lima, el mas sucio, el mas corrupto, con mas asentamientos humanos, ninguno líder tiene la visión, la humanidad y el fuego suficientes para inspirar a dirigentes, madres, estudiantes, obreros a remar hacia adelante, hacia mejores parajes.

La gente de cultura, aun sin saberlo, siempre hemos participado en la Política Local de Villa María, el echo de proponer actos, talleres, movilizaciones culturales, sin el apoyo de la municipalidad, y hacerle saber a la población que su municipalidad no se interesa en estos temas, eso es hacer política cultural, eso es una respuesta política.
.
Se empieza a comentar entre la gente de cultura, que quizás este llegando el momento histórico que nos decidamos a tener un papel real, concreto, protagónico, en nuestro gobierno local, muchos compañeros están en la mejor edad, en lo mejor de su capacidad para asumir este reto. En la sociedad tan pragmática que vivimos, el cambio solo se puede realizar con poder, y si no tenemos una parcela dentro de el, será utópico seguir pensando que realmente podamos cambiar algo.

¿Caminaran los Actores, Artesanos, Educadores, Poetas, Cantautores de Villa María a consolidar un solo bloque que por vez primera pueda frentear de Tu a Tu a sus gobernantes locales y exigirles una conciencia a la altura de los cambios que se necesitan?

Una pregunta y una duda que solicita pronta resolución.