sábado, 14 de noviembre de 2009

¡ Abracadabra !

Yo suelo invocar una palabra, una palabra mágica, una palabra abrepuertas, que es, quizá, la más universal de todas. Es la palabra Abracadabra, que en hebreo antiguo significa: Envía tu fuego hasta el final. A modo de homenaje a todos los fuegos caminantes, que van abriendo puertas por los caminos del mundo, la repito ahora:
.
Caminantes de la justicia,
portadores del fuego sagrado,
¡abracadabra, compañeros!
.
(Parte del discurso de Eduardo Galeano pronunciado en el Obelisco de Montevideo, en el cierre de la campaña contra la ley de impunidad, la noche del 20 de octubre, publicado en "La Jornada" del 21 de octubre)