martes, 8 de septiembre de 2009

Instantaneas

A pesar de venir de una Familia de Artistas Plásticos, una familia consagrada a la imagen, justamente lo menos que me conmueve es la imagen, los cuadros, las pinturas. Me cuesta una barbaridad asimilar un óleo, un mural, quizás algún amigo psicólogo podría ayudarme a encontrarle un argumento a esto (divorcio temprano de mis padres y por ello en respuesta a mi progenitor empiezo a rechazar su profesión, su carrera, su oficio : La Pintura...yo que se, solo especulo). Sin embargo algo que si me ha gustado desde mi primera juventud es la fotografía, alguna vez lleve algún taller de fotografía, trabaje en una pequeña revista donde incluyeron fotos mías, y creo, humildad aparte, que tengo ojo, criterio, panorama, intuición para este arte. En todo caso esta es una deuda que llevo conmigo mismo, la de profundizar en esta pequeña pasión.

Conozco fotógrafos que trabajan en medios, conozco fotógrafos de escuela, y a veces les veo exhibir cada barbaridad, algunos amigos los justifican diciendo : “Bueno, será que no tuvo un buen día”. Yo creo que eso no es pretexto, un buen fotógrafo, quizás no podrá ser en todo momento genial, pero su inherente calidad lo llevara siempre a “cumplir” al menos, hacer algo minimamente “standart”. Seré un primario amateur en este tema, pero sostengo que mas que una buena cámara, una buena NIKON, lo fundamental es tener intuición, tener el lente en el ojo y no en el lente.

Camila Rodrigo es un caso aparte, tiene poesia en la mirada y tiene una nikon. La conocí hace un par de semanas (Ella fue la que me hizo la pequeña sesión con Pamela Rodríguez). Hoy quiero compartir algunos de sus fragmentos visuales, así al vuelo no mas, si les provoca conocer parte de su colección, los invito a ingresar a su Blog :
www.fotoscamilarodrigo.blogspot.com