viernes, 26 de junio de 2009

Michael

Si me pidieran definir a Michael Joseph Jackson en dos términos, diría : Casi Genio y Alma Atormentada. Si el fin supremo de un artista es trascender, traspasar vidas, tocar y trastocar la fibra mas intima de millones de seres, Michael logro de sobremanera este fin. En mi gusto personal prefiero al Michael niño, al adolescente, en su estado mas puro, cuando era obvio que cantaba y se divertía, bailaba y se divertía junto con sus hermanos “The Jackson Five”. Luego siguió siendo un grande, pero era otro tipo de grandeza, mas fabricada, mas montada, genial si, admirable, habría que ser un miope en estado terminal para no sentirse maravillado ante las coreografías, efectos especiales, su videoteca, pero insisto, en mi gusto particular prefiero al artista en un estado mas minimalista, al artista que con pocos recursos puede producir la genialidad. Es por ello que escogí la siguiente canción para compartirla con la pequeña cofradía que sigue este reducto del ciberespacio.

Yo comparto la idea de Neruda, esa que aseveraba que un Artista no tenia porque ser desgraciado, con ese concepto del Artista miserable, atormentado, cabizbajo, meditabundo, peleado con la vida. Neruda rompía concientemente con ese mito. Neruda amaba, comía bien, viajaba, apostaba por una utopía ( que es uno de los niveles mas elevados del amor) , y es por eso que la derecha lo acusaba y atacaba, por ser un Poeta Feliz. Es probable que Jackson nunca haya leído a Neruda y su teoría, y también es obvio que Jackson nunca supo de Utopías ( o de Amor total que es casi lo mismo) , y he ahí quizás el porque de su debilidad, fantasmas, fijaciones. Si hubiera sabido de ese horizonte que nos llama, que nos enseña a levantarnos y caminar, quizás otro Gallo hubiera amanecido todos los días con el, porque solo en sueños y amor es verdaderamente libre un hombre (Asu esto sonó a slogan masónico)

Con Uds. “Who's loving you” y el Michael Jackson que mas prefiero recordar.