domingo, 28 de diciembre de 2008

Camila

Antes que nos venza el tiempo implacable que va pasando, procurare darle al 2008 lo que es del 2008, y para esto solo tengo escasos 3 días. Me quedan 2 Entrevistas Radiales por Editar y paso siguiente Colgar en la Red, Entrevistas que vendrían a ser el brochazo final con el que cierro una temporada plena de Contertulias con Trovadores, Literatos, Activistas Políticos, Educadores. Y que modo mejor que bajar el telón de este año que paso raudo y furioso, que con 2 conversaciones con 2 mujeres que por una fortuna bien merecida y bien ganada, nunca necesitaran exigirle igualdad a nadie, porque ellas desde hace mucho tiempo trascendieron a 50 cuerpos de ventaja, a las 3 terceras partes de lo machos cabrios de este planeta. Me estoy refiriendo a la Decana del Colegio de Profesores del Perú: Soledad Lozano y a la Violinista y Economista: Camila Alva.

Camila, haciendo un pequeño Breviario, empezó tocando el Violín a los 10 años, con el método Yamaha. Ha formado parte de la Orquesta Sinfonica Juvenil. Camila tiene 23 años. En diciembre ultimo se graduó como Economista. Camila es una Violinista bastante requerida por músicos importantes de nuestra Escena Nacional (Lógicamente al ser importantes estos músicos, pocos los ubicamos, porque estos no tienen acceso a los medios, medios que por deducción simple y de raíz cuadrada, no ponen a los mejores, sino al que tiene plata y paga mas). Camila ha trabajado con Tito la Rosa, Tavo Castillo, Javier Lazo, ha colaborado en infinidad de proyectos de Trova, Rock, Sinfónicos, Fusión, como por ejemplo la “Sonora del Amparo Prodigioso”, Jorge Millones, Rodrigo Raez, etc, etc. Participo durante varios años en la sui géneris puesta en escena de la Obra “Don Juan Tenorio” en el Cementerio Presbitero Maestro, Dirigida por Miriam Reategui.

Pero Camila al margen de sus Dones (de los cuales seria hasta redundante mencionar porque están a la vista de todos, sueltos al sol) sigue sin saberlo un principio del Catalán mas querido en el Mundo: Joan Manuel Serrat, cuando decía “Lo único que yo quiero ser en la vida, es llegar a ser una buena persona, morirme como una buena persona”. Primero que todo, Camila es una buena persona.

Siempre he creído que las Mujeres están mas preparadas para enfrentar la Vida que los Hombres, están mejor equipadas, y mientras uno se mueve en un horizonte de sombras y niebla, hay que agradecer que en casi todos los instantes de nuestra existencia siempre ha existido una Mujer como Camila Alva, que se compadece de nuestra Umbría "Hombría" y nos extiende una mano para que no nos rompamos la crisma. Las Mujeres son perfectas, y que no se me vaya a entender mal pero para mi cada una de ellas es un espectáculo, una función, en el sentido de todas las maravillas, prodigios y milagros que pueden ofrecer ante nuestros ojos. Siempre estoy atónito frente a ellas, y aunque a veces puedan creer que estoy parco y huraño sin motivo aparente, es que me encuentro como Chaplin : “No las miro a ellas, miro a través de ellas”, estoy inmerso en ellas, aunque pocas lo perciban. Siempre me he sentido tan cómodo, tan instalado y tan en casa con las Mujeres, al igual que el "Gabo" que piensa que nada malo le puede pasar si esta al lado de ellas. Me ha echo tanto bien en mi vida estar al lado de por ejemplo una Flor Nocturna de algún Bar mal habitado de algún suburbio de Cali, como de la Madre Govinda en un Templo Hare Khrisna. Y también siempre he considerado, y quizás aquí pueda sonar fundamentalista, que las Mujeres son sagradas y merecen el mejor ejercicio de nuestra compasión y misericordia (todo esto entendido como expresiones de bondad, por favor).

Como pueden observar estoy otra vez en mi usanza usual, esa de que siempre una cosa me lleva a la otra, y esa otra a la otra, por lo tanto solo quiero puntualizar que lo único que aspiro en este texto, es a mostrarles lo afortunado que he sido este año, los lujos que me he dado este año, en haber tenido una hora diaria en la radio, en poner la música en la que yo creía, los poemas en los que yo creía, en suscribir los “discursos” que suscribí, en defender lo que defendí hasta el final, y en haber tenido a mi lado, en algunos tramos, a todos estos seres humanos de primera clase que me visitaron, y con los cuales el vinculo se extendió y se sigue extendiendo, como paso con Camila Alva, esta esplendida muchacha, cuyo apellido no es una casualidad, porque Camila, si la conoces, y palpas su ser algún día, te podría acompañar e ir contigo al Alba, por que Camila hacia el “Alva” va.
-/-
1)Improvisando Melodías con el Violín.


2)Mostrándonos, haciéndonos escuchar sus Proyectos Musicales con la “Sonora del Amparo Prodigioso” (Rock del Agustino) y con Rodrigo Raez (Hno. De Rafo Raez)


3)Acompañándome con el Violín en la Declamación del Poema “Manifiesto”.


Tags Blogalaxia: