jueves, 25 de septiembre de 2008

Me Salva tu Amor

A comienzos de los 90, recién acabada mi secundaria, mi padre me inscribió en una típica Academia Universitaria del Centro de Lima a la que yo nunca iba, continuando así con la misma tradición que inaugure desde el Colegio (al que tampoco iba), esa de rehusarme a escuchar a tipos que no sienten y no creen en absolutamente nada de lo que dicen, que me hablan de cosas que no tenían nada que ver con mi vida, ni con la vida que veía a mi alrededor. Sin querer ,y esto solo lo supe años después, me había convertido en un discípulo de la “Peripatética”, esa escuela de los amantes de saber, del aprender, pero caminando, deambulando (mis mejores cátedras las he recibido de mano de un amigo, en un micro o caminando hacia un paradero). Mis “Peripatéticos” circuitos incluían el Boulevard de Quilca, que en aquel entonces solo era la primera cuadra, ahí se encontraban todos mis maestros, pero no vayan a pensar que hablo de algún Anarco Punk, o algún Proto-Emo de los 90, no, hablo de esos que se encontraban en unos estantes y en casettes. Hasta allí me iba todos los días, dejando de almorzar, sacrificando mi menú, para poder llevármelos a mi casa, un día a Silvio, otro a Serrat, a Pablito Milanes, ¡Que rico, que delicia sentía tomando mi Chicha Morada con mi Alfajor “TrancaCu…”, como único alimento para el día, porque ya no me quedaba para otra cosa mas, pero con el corazón inflamado porque tenia un nuevo Casette de Trova Cubana en mis manos!, ¡ las cosas que iba a aprender esa noche en casa vía la santa grabadorita que me regalo mi abuelita...que placer!

Uno de los Autores que divise en esos mágicos estantes de Quilca, era Ignacio Copani, estuve tentado a llevármelo mas de una vez, pero mis recursos siempre estaban al filo (como hasta hoy debo reconocer), tenia que elegir, dirigir bien mis “balas”, así que al final siempre terminaba “discriminando” al buen Copani. Pasaron varios lustros y solo hace poco volví a recuperar este nombre, gracias a una amiga argentina. Ignacio Copani es Argentino, popularísimo en su tierra, con varias decenas de discos, y un gran “relator” de su tiempo (escribe mucho sobre el fútbol y temas cotidianos : gays, la familia, los adolescentes, etc). Quiero dejarlos con este temita “Me Salva tu Amor”, el que mas me va gustando de Ignacio hasta el momento. Creo que esta canción reúne todos los ingredientes para ser lo que yo llamo : “La Canción Total”, esa que habla del amor de pareja vinculándolo con los demás prójimos, pasando por las coyunturas políticas, con los ideales, ese canto que es personal pero a la vez una canción con todos.